martes, 15 de agosto de 2017

Agosto 15 de 2016

Existe un cuento de Disney llamado "La noche de las narices frías". Si el día de ayer tuviera un nombre sería "La tarde de la fuga de perros". Tres de mis perros, Gordo, Gorda y Mirry 1, y la perra de mi vecina, Amaya, se fugaron. Primero fue la de mi vecina, y en un intento por ir a recuperarla se salieron los tres míos. Creo que no había sufrido tanto estrés y angustia en mucho tiempo. El Gordo fue el que más se alejó.
Afortunadamente, como en cuento de Disney, todo fue un final feliz. Varios vecinos se unieron para ayudarme a pescarlos y buscarlos y por eso estaré eternamente agradecida. En serio. que mi fe en la humanidad se restauró un poquito cuando a las pocas cuadras tras haber recuperado a Gordo una señora que lo correteó y gritó instrucciones a los transeúntes hizo que uno lo notara corriendo sin control hacía la avenida y decidió atraparlo justo antes de que cruzara. Otro de mis vecinos apareció con su hija en un carro y me dijo "Súbase, vamos a buscar sus perros, nosotros la llevamos a peinar la colonia". Casi se me salen las lágrimas. Mientras tanto, la señora de los gatitos (que ya fueron reacomodados y serán esterlizados pronto) y su esposo sujetaron a Amaya y a la Gorda. Ahora solo restaba encontrar a Mirry 1. Al llegar a casa con todos los perros encontré a Mirry 1 jugando en el patio del vecino con la alberca inflable que acababan de desechar.
Gracias infinitas a ellos y a Dios por escuchar mis plegarias ahogadas mientras corría descalza por cuadras de la colonia tratando de alcanzar a mis niños. De verdad, creo que no le había pedido a Dios con tantas fuerzas en mucho tiempo. Y no le había dado tantas gracias por algo. Me es impensable que mis niños están en la calle.
Mis niños están a salvo; la niña de los vecinos está a salvo. Yo me lastimé la espalda (me duele todo) cuando casi caigo de bruces al ir corriendo (estaba como para gif chistoso) pero no me importa, mis Gordito bailarín, mi Gorda querendona, mi Mirry 1 tierna y mi vecina Amaya, la amistosa están en casa.
Fue como un cuento de Disney con todo y final feliz.
Gracias mi Dios por eso. Y gracias también por todas esas cosas que pones en mi cabeza y en mi alma y en mi vida para indicarme cual es el camino.
Gracias.

viernes, 4 de agosto de 2017

"Tu vida es tu curriculum"
Leí esto hace tiempo y es lo más cierto que he aprendido en los últimos tiempos.
Anoche me ofrecieron un honor muy grande que me dio mucha felicidad. El nivel de confianza y de afecto que demuestra esto me tiene muy conmovida ya que un papel así sólo se le da a alguien cuya vida es, ante los ojos de los padres de un niño o niña, un ejemplo a seguir, alguien que los padres desean transmita los mejores rasgos de si a sus hijos.
La responsabilidad es de por vida ya que implica dar un paso al frente cuando ese pequeño(a) atraviese tiempos difíciles y servir de apoyo y guía para una vida nueva, implica dar consejo y escuchar cuando sea necesario, y saber que hay unos ojitos que te observan y aprenderán de ti así que tu andar debe ser más cuidadoso; ya hay alguien que pueda seguir tus pasos.
Implica decir "si, voy a estar unida a tu vida por el resto de la mía y guardaré de la tuya como si vinieras de mi". Gracias por éste honor. Lo acepto gustosa y me comprometo contigo Amanda y con tus papás a velar por tus sueños y tus metas, por tu salud y por tus sonrisas, por tu paz y hacerlo con amor siempre.
Te amo mucho Amandita y a tu hermanito también lo amo.
Gracias por tomarme como tu madrina, corazón hermoso.


miércoles, 2 de agosto de 2017

Me quieres, me buscas, tú me buscas, tú me enamoras, me retienes, te pido que me dejes ir y no lo haces, me amas, te amo, por años solo tengo las sombras de tu vida, me dices que te divorciarás, aguanto, me celas, quieres formar parte pero yo no puedo, las sombras, el secreto, la vigilancia, te divorciarás nada más que pase esto, las llamadas de Paty, me amas, te amo, desapareces, me lastimas, minimizas el daño, te divorciarás, espero, espero, aguanto, no quieres que hable con mi pasado porque no vaya a ser que se le antoje volver mientras tú vives en la misma casa con tu presente con el cual estás muy muy MUY casado, vivimos corriendo de un lado a otro tratando de ganar tiempo juntos, que se vayan los gatos para venirme, se va uno, no vienes, no hay abogada, no hay divorcio, estas muy cansado, estoy muy cansada, te divorciarán nada más que pase esto otro, pasan más meses,  noches sola, noches lejos, hay eventos a los que voy sola y vuelvo sola a casa porque no puedes estar conmigo porque hay otro lugar donde debes estar, vacío, camino sola de noche a casa, llego a una casa sola con la única compañía de animales,  “ya merito Rocío”, “tenme paciencia, mi amor”, es muy difícil, lo sé, aguanto, aguanto, me quedo, me quedo, te amo.

Y ahora…

Te caes, no me dicen nada, no puedo ir, no puedo ir, el piso de mi cuarto me ve hincarme a pedirle a Dios por ti, operaciones, humillaciones, insultos, rechazo profundo, odio, ¿vienes o no?, no sabes si irte a tu casa o a la mía, quieres que ella te cuide pero seguir a mi lado, quieres tu comodidad y tu casa y que yo espere en la mía, ya después verás, ya después decidirás, me hieres al dudar, al no escogerme a mí de una buena vez, y me quedo, me humillo quedándome sabiéndome que puede que la escojas a ella otra vez, mi familia me reclama eso, mi madre, mi familia se enoja conmigo, mi madre me habla como nunca me había hablado, me empiezo a ganar la espalda de mis seres queridos, la de los tuyos ya la tengo ganada, me amenazan con golpearme, me corren, me echan de tu lado, dormir en el hospital, cuidarte, bañarte, verte, tratar de estar para ti y para mi trabajo y para todo, mi mamá y sus cosas, tú y yo otra vez corriendo, apenas durmiendo, no cocino, no lavo a tiempo, la Guera, Rogelio, los perros, los gatos, tu encierro en un cuarto, tu brazo que duele, Daniela enojada, Patricia enojada, tú mamá enojada, tu mamá ya no enojada, tu hermana como toda una sorpresa.


lunes, 31 de julio de 2017


Todo mundo se ríe de Willie Coyote cuando cae. Ese momento en el cual va tan ensimismado, emocionado por alcanzar su objetivo, ya saboreando el delicioso gusto del Correcaminos en su boca, a punto de alcanzar su más anhelada meta y de repente todo se vuelve humo, y polvo y al momento en que todo se despeja y termina la confusión se da cuenta que en realidad se ha salido de un acantilado y está flotando en el aire.
Está en el aire.
El Correcaminos ya está del otro lado, seguro y con sorna dice "¡Bip Bip!" y se aleja a toda velocidad dejando al pobre Willie en el aire, confundido, triste, desilusionado sin saber siquiera que pasó porque ya era suyo, eso ya era suyo, ya lo tenía y ahora ya no está y tampoco está el piso debajo de él y no es el mundo el que se viene abajo, es él el que cae inevitablemente hacía un vacío que se antoja eterno. Que triste es ese momento, ese segundo antes de empezar a caer en que se percata por completo que no ha alcanzado eso que desea y que no hay nada que pueda hacer más que caer y estrellarse contra el suelo.
Nadie piensa en como se siente eso. En como se estrella no solo su cuerpo sino todas sus esperanzas y expectativas, nadie piensa en que durante los largos segundos que dura la caída el debe estar pensando "¡Otra vez me voy a dar en la madre por lo mismo!" Y en esa sensación profunda de decepción absoluta que invade el alma cuando ese "¡Esto es mío!" se convierte de repente en un "Casi era tuyo" (énfasis en el "Casi").
Sabe que se va a golpear, sabe que va a doler, sabe que no hay nada más que hacer más que caer y en esos segundos solo debe invadirlo el fracaso que pesa tanto como la gravedad y lo arrastra hacia el suelo en donde su cuerpo maltrecho y jodido va a levantar polvo una vez más cuando se estampe contra él.
Nadie piensa en Willie el Coyote.
"Maximum occupancy is two.
Take your meaningless belongings and pathetic self out of this home.
The new place may feel less cozy
And my bed may be too large and lonely
But the fireplace will keep my son and I warm
We'll bury our unhappy memories of you in the ash pile.
Farewell stranger
Farewell guilty kisses
Farewell denial
Farewell"
El Libro de Hoy - Recordando la última caída, el último madrazo, el último "ya casi"


viernes, 28 de julio de 2017

Y tras una noche de calma después de tantas de tempestad ella despertó y entendió como todo se acomodaba a pedazos en su mente mientras dormía y esa mañana supo la única verdad de su corazón: no quería un bebé, quería un Xbox.

Y por primera vez en muchas muchas mañanas no le dolió tanto el corazón.

Las princesas en las torres humanas de los cuentos que nunca se contaron.– El Libro de Hoy

jueves, 13 de julio de 2017

"Cargo con todos mis muertos, con sus recuerdos, con nuestras vidas pasadas, cargo con mis muertos y esas nuestras promesas marchitas, te recuerdo y también te sueño, es el sueño del mañana, despierto, sé que te has ido, te fuiste hace tanto tiempo, pero te soñé anoche, te recordé hace un segundo y aún así no estás, no estarás, cargo con mis recuerdos, esos recuerdos marchitos, amarillentos y desgastados de tanto uso, otros tanto rotos, algunos perdidos y empolvados, los cargo para no olvidarme, para recordarte y recordarme, los cargos para no perderme en el sinsentido de la vida, me gustaría volar y pensar que están en lo alto del cielo, me gustaría perder las alas y caer al fondo de la tierra y encontrarme contigo, pero sólo tengo unos pies que caminan sin sentido, que no siguen tus pasos, ni corren tu sendero, que caminan mientras yo cargo con mis muertos, con nuestros recuerdos, mientras la brisa se lleva una parte de mí...

Jorge Verástegui González
No creo en el matrimonio, creo en el amor. No creo en la idea de que DEBO estar con alguien por el resto de mi vida, eso sólo me crea culpa e infelicidad cuando he fracasado, de hecho, no creo en el fracaso, creo en salir adelante, en tomar decisiones buenas o malas, creo en cambiar de opinión tan seguido como sea necesario.
Añoro la primera vez de todo. Por eso creo que no importa cuanto ame a mi pareja necesito sentir eso que se siente las primeras veces en el estómago y que te recorre todo el cuerpo, no importa cuanto lo ame o que tan bello sea, necesito esa sensación a la cual soy adicta. Todos lo añoramos pero no nos atrevemos a decirlo. ¿No será que las relaciones deberían de durar hasta que "eso" se acaba?
K. del Castillo