viernes, 10 de noviembre de 2017

NOVIEMBRE 10, 2016 - TRUMP ELECTION

The “Now” we are living is a difficult time to face. Two days ago the most powerful country in the world chose between two candidates for presidency and the final stand was something that broke millions of hearts around the globe, mine included. I confess that I cried after the news were confirmed, and I cried for one simple reason: I knew all this was coming.
The fence that kept those demons of the past in the past was really weak: the misogyny, the sexism, the racisms, the xenophobia , the homophobia, the blind bigotry, the hatred, etc. And two days ago that fence just felt down and all they came out to our “Now”.
We, the rest of the world, knew about this. We always had that fear inside us that something like this could happen but we were sure that there was enough good in this world to feel safe.
Today the multiple attacks against minorities in USA have just begun showing that the worst nightmare of millions can become true from one day to another. From racism to sexual assault attempts this is happening right now in the land of freedom. As many others I feel frightened in front of all the possibilities we face and the facts we are seeing every minute of this new age.
Many people I know voted for Trump for economic reasons but somehow their vote told the world that they support these demons, these monsters I mentioned before.
You, Trump voter, opened the gate so all these monsters can come out free to play with millions of innocent lives. You are responsible of this. Read every twit, every racist act, every attack: you vote for this too when you chose Trump.
And he is not important himself, he is just a man, but a man that is shaping the mind of millions and giving them the strength and bravery to act this way against others, some of them of your own kind. These attacks are focused on anyone that looks different to the American stereotype. So they don’t ask if you are American or legal US citizen, they are attacking American born people too just for being of different color or part of the LGTB community.
You opened Pandora’s box two days ago. And trust me on this, sooner or later it will come after you. Sadly, it will happen.
As in many other occasions when real life strikes back in awful ways I refuge myself in books. So I decided to take one of my favorite quotes from Harry Potter.
“Dark and difficult times lie ahead of us and there will be a time when we must choose between what is easy and what is right.
-Albus Dumbledore”
The irony (and bright side) of this situation is simple. This election divided a country in half. The most powerful country, but just one country… And WE are the rest.
The people that hate and discriminate are together against the other half of the country and against us.
You didn’t prevent this: your election made us stronger.
You, Trump supporters, want to build a wall between two countries and out of purpose you build a bridge that connects half of your country with the rest of the world, so now, even if the numbers say you won, we are together, so let me be clear on this:
If you are immigrant, veteran, LGTB, woman, refugee, someone with disabilities, African American or part of a minority threatened by this new age, You must know this: half of US and the rest of the World is with you.
That half, the one that don’t hate is getting bigger. We are neither voiceless nor powerless. We are together. We stand together for what is right in a world of wrongs.
My immigrant family and my USA friends must know they are not alone, they are a blessing. That country, USA is better than this dark moment, is bigger than all the narrowed minds on it and stays together against anyone that wants a wall, metaphorical or real, to divide and oppress.
Together we build bridges and we stand for what is right.

martes, 7 de noviembre de 2017

noviembre 7 -2013

Hoy pensé en ti. Tras un día cansado y pesado, pensé en ti.
Te añoré inmensamente.
Decidí pensarte y extender mis brazos para tocarte. Decidí tomar el tiempo de sentarme a pensar en ti. Decidí, tras el caos del día que reina en mi mundo tomarme un momento para pensar en ti y me repetí en voz alta todas las cosas que vienen a mi cuando pienso en ti.
Hoy pienso en cómo me hablas con ese tono calmado de voz que espera el momento adecuado para decirme algo divertido,
hoy pienso en como pasas tu brazo sobre mis hombros y caminamos mientras usas tu sombrero y esa camisa a cuadros vieja en las tardes de verano,
hoy pienso en cómo te aprendes las canciones que me gustan para hacer lip sync y matarme de risa,
hoy pienso en la forma en que me sonríes y en cómo solamente a mi me sonríes así,
hoy pienso en la forma en bajas tu mirada y cuando la levantas tus ojos encuentran los míos porque siempre los buscas entre la gente,
hoy pienso en como hueles,
hoy pienso en cómo te ves con pantalones de vestir y en tus piernas largas,
hoy pienso en cómo te cortas el pelo para que yo pueda ver tus ojos tristes siempre,
pienso en como se ve tu espalda cuando duermes de lado,
pienso en tu piel perfecta y en las pecas de tus hombros,
pienso en como jalas de mi mientras duermes solo para asegurarte que sigo ahí corroborando el temor que tienes de perderme,
pienso en cómo le dijiste a ese tipo "estás loco si piensas que voy a dejarla ir" y después con la mirada más decidida que he visto en ti le dijiste "ninguno peleó por ella pero yo si" ,
hoy pienso en esa vez que abrí la puerta para encontrarte del otro lado de la calle, con tu mirada de perro triste, remojado bajo la lluvia y esperando para que notara que estabas ahí para mi,
hoy pienso en cómo te dejé entrar a casa y te abracé y sentí la humedad en tu abrigo y en tu cabello y solo pensaba en que esperaba que sintieras mi calor y decidieras no irte nunca,
hoy pensé en como haces una pausa justo antes de besarme como si quisieras asegurarte que eso está sucediendo,
pensé en la vez que cansado y buscando respuestas apareciste en mi casa y por respuesta puse frente a ti un brownie casero y un vaso de leche, en como los viste y en cómo me viste a mi tratando de averiguar si era una broma o un mensaje "muy elevado para tu intelecto",
pensé en la forma en que besas mi pie cuando me sacas el pantalón y en cómo te ríes como si estuvieras a punto de hacer una maldad,
pensé en la forma en que tomas mi cuello y enredas tus dedos en mi cabello mientras apoyas tu otra mano en mi cadera y me acercas a ti,
pensé en esa noche en que celebramos el día de muertos en Alemania y al lado de la fogata te decidiste a saltar las brasas mientras la lavanda y la canela se quemaban y nuestros pasados se iban con el humo, en como sonreíste pensando que era una locura y aun así lo hiciste y en tus brazos alzados , liberados,
hoy pensé en como extiendes tu mano hacia mí, tu mano perfecta, para llevarme a la pista de baile y nunca jamás me dejas sentada sin bailar,
pensé en como siempre me haces sentir bonita y no dejas que ese día que me puse un vestido o me arreglé pase desapercibido y tomas mi mano para que todos sepan que estoy contigo y que tú estás -conmigo, par que todos sepan que nosotros somos "nosotros",
hoy pensé en ti y no pude despegarme de ti y de tu imagen hasta que todo lo malo del día se fue y quedo esta sensación de felicidad incompleta y de anhelo sin límites,
hoy pensé en ti, tanto en ti que no puedes irte y no quiero que te vayas, pero sobre todo, quiero que llegues.
Hoy pensé en la forma en que me piensas y me pregunte mirando al techo de este cuarto, mirando por esta pequeña ventana, donde estarás pensando en mi.
Hoy te eché mucho de menos. Mucho.
- El Libro de Hoy
"Esa noche casi se podía tocar el tiempo", Crónicas marcianas.
Madness


viernes, 8 de septiembre de 2017

septiembre 8 del 2014

Treinta y tantos...

Tengo treinta y tantos años y eso es un hito en mi vida. Por primera vez desde que crucé la barrera de los 18 me siento y me considero un adulto. Las responsabilidades que recaen en un adulto están en mi, también las deudas y los fracasos de esta edad y sus crisis. Uno no anda más ligero a esta edad, al contrario, los pasos pesan y se sienten en el cuerpo, no sé si por las reumas que se acercan o por el peso del mundo que uno siempre siente que lleva bajo los hombros. Más cosas me molestan, cosas que en otras épocas me hubieran parecido divertidas o insignificantes ahora hacen de mi un ser humano más cascarrabias y frases como "en mis tiempos" o "a tu edad yo..." aparecen más y más seguido en mis conversaciones con gente joven. Gente joven... ¿en que momento dejé de ser joven?

Sin embargo no todo es malo. Vivo en una época en la cual gozo de la libertad de hacer lo que desee y a pesar de los juicios y las críticas por mis decisiones, al final del día, me voy a la cama conmigo misma y no con quienes me juzgan y, a menos que sepa que he hecho algo malo, duermo muy a gusto con esa compañía. He llegado a una edad en donde me puedo dar el lujo de eso y de mandar al diablo a todos los que deciden que mi estilo de vida no es el más apropiado , o que "para la edad que tengo soy muy infantil", "o que ya debería madurar". ¿Qué? ¿Acaso quienes me juzgan pagan por mis juguetes e infantilismos? Dado que la respuesta es no, puedo seguir dándome el lujo de jugar bajo mis reglas mis propios juegos.


Al fin y al cabo que, como nunca terminamos de crecer, de una manera u otra siempre somos niños viviendo en la infancia de una etapa a otra.


Soy más ruca, si, pero tomo más aviones de los que se me van, paso muchas noches con la mejor de las compañías: yo, y cuando no, tampoco me faltan amigos y amigas que igual que yo están locos en un mundo que se empeña en desquiciarnos con plazos, tiempos, fechas pidiéndonos que vivíamos más rápido para que la vida se sienta corta cuando lo que en realidad se quiere es vivir más y feliz. No me falta el trago que me acompañe en mis soledades, el fiel libro bajo el brazo y uno o dos gatos en el regazo o a mis pies. Tampoco me falta música porque siempre descubro nueva, ni películas que a veces debe uno ver en la compañía correcta y de la manera correcta, ni medidas salvajes ante situaciones descabelladas que requieres un martillo, mucha paciencia y absoluta fuerza bruta. No siempre hay una pareja a mi lado pero cuando la hay la disfruto y he aprendido a no darla por sentado y cuando la situación apremia, sé que puedo contar con mi familia que me abrazará y me aceptarán porque ya qué le hacen, así soy y estoy "muy ruca para cambiar" (Ven, les dije que no todo era malo).

Como a todos, la cartera aprieta los sueños y anhelos pero aun así encuentro razones para vestir con nuevas combinaciones, reír a carcajadas en plena madrugada, cambiar los colores de mi rutina y utilizar sonrisas diferentes cada día, algunas más tristes, otras muy alegres, pero sonrisas al fin.


Creo que si los pasos son más pesados a esta edad no solo se debe al sobrepeso que ya no se va tan fácilmente sino a que en cada uno llevo mis decisiones a cuestas y estas me hacen o no feliz y eso es lo más importante en mi vida.
Ayer me di cuenta que mi mente trabaja aun cuando no me doy cuenta y que se enfoca en mis metas sin pensarlo, de tal forma que siento más que nunca la grandeza de mis obstáculos pero la determinación de mi voluntad a vencerlos.
Hoy confirmo eso. No soy el mejor ser humano pero quiero ser el mejor ser humano que me sea posible y sé que aunque esto causará muchos conflictos en mi persona y en aquellos que amo, lo correcto es algo que debe hacerse y decidí empezar ya. En realidad vengo arrastrando intentos desde hace tiempo pero algo me dice que ya llegó el tiempo de que estos no se queden en intentos.
Debo contemplar mis debilidades y tratar de anularlas así como mejorar mis fortalezas. Temo a los problemas pero pongo todos mis planes, angustias y deseos en manos de Dios y en las mías para llevarlas a cabo.
Así debe sentirse la mariposa cuando el capullo le queda chico...
Recuerdo esa escena de "Lo que el viento se llevó" en la cual Scarlett se levanta y jura al cielo. Siempre tengo eso en mi cabeza, para m,omentos cruciales y hasta para memes y chistes.
Supongo que debo decir lo mismo que ella, porque así se siente mi alma.
"Pongo a Dios como testigo... No dejaré que nadie me arranque mis sueños ni me rendiré ante los obstáculos que me pongan mis limitaciones de carácter y disciplina. No me dejaré vencer por mi misma que soy mi peor enemiga. Tampoco dejaré que las metas y planes de otros en mi vida dirijan la misma, tomo el mando de esta. Y no perderé la fe, no perderé el ánimo y no dejaré de luchar. Tengo miedo pero no me voy a detener. Tengo dudas pero me sobrepondré a estas escuchando mi corazón".
Me voy a aventar, Dios así que veré las alas que tienes para mí.
Vamos a limpiar pizarra y a empezar como siempre lo hemos deseado.

Chio Rootlesstree

jueves, 7 de septiembre de 2017


F  U  T  U  R  E

martes, 29 de agosto de 2017

Agosto 29 del 2013

Me pregunto porque en preparatoria no te dejan llevar el cabello de colores llamativos, o una vez que eres grande no puedes tener un empleo decente a menos que encajes en un patrón en el que no caben los pierciengs, el pelo de color turquesa o los tatuajes. Me pregunto también por que los uniformes son una medida obligatoria en algunos lugares. Veo a los chicos de las prepas con sus playeras azules y amarillas que les dictan quienes deben ser o que se espera de ellos (igualdad, uniformidad) en una etapa de su vida en la que están descubriendo quién desean ser y quiénes son en realidad y nosotros les decimos "no, no importa quien eres o deseas ser, Esto es lo que se espera de ti, abraza tu futuro como uno más del montón" y luego, para colmo les decimos, pero existen las Competencias y aunque te educamos para ser uno más de la bola deseamos que te mates y gastes tu vida, tiempo y cerebro tratando de ganarle a los demás, de sobresalir.
Les enseñamos a ser iguales, a ser planos, a no distinguirse, a no tener una personalidad y espíritu propio y luego queremos que sobresalgan, y lo deseamos tanto que les decimos, "he aquí las Competencias, matense unos a otros por sobresalir en un mundo de mierda para el cual no los preparamos como es debido".
Es como los Juegos del Hambre pero en serio. Los aventamos al mundo sin personalidad, sin criterio, sin valores, y sin un sentido de como es realmente una competencia porque ni si quiera nosotros lo sabemos.
De esta manera The odds are never in our favor...

lunes, 28 de agosto de 2017